miércoles, 1 de julio de 2009

Los primeros años del Atletico Chalaco

El Atletico Chalaco se formó el 9 de Junio de 1902.
Ya en su segundo año había conformado un equipo de estrellas: Enrique Fajardo, en el arco; Pedro Ureta, los hermanos Oscar y Luis Morales, Manuel Alberto Serreno, Emilio Jiménez, Manuel Chamorro, Oscar Ramírez, los hermanos Vélez Salazar, Humberto Forno, Davis y Ambrosio Dodero.
Por el año 1908 logra formar un gran equipo, que permaneció imbatible en varias temporadas. Lo formaban: Arístides Veyan, Luis Morales, Alfonso Gallardo, Jesús Martínez, Erasmo Elías, Nicolas Zevallos, Pedro Ureta, Humberto Ruiz Hinojoza, Esteban Paz de la Vega, Lizandro Gallardo y Hector Viñas. Y entra al camino de la fama Claudio Martínez en el año 1909. Ya Carlos Carpio está de arquero, con Lizandro Gallardo y Juan Carpio, Luis Soto, Nicolas Zevallos, Telmo Carbajo, Luis Gutierrez, Alfonso Gallardo, Atanasio y Paz de la Vega. Cabe resaltar que Telmo Carbajo, fue el jugador que brillo en el fútbol peruano de la época.
En 1912 se funda la Liga pero el Chalaco, aferrado a su regionalismo, no se adhiere. Juega en su enorme pampa del Mar Bravo, incursiona a Lima cuantas veces puede. Esos partidos con Association son famosos. Los chalacos venían a miles colgados de las ventanillas y sobre los techos de los vagones del ferrocarril. Al grito de ¡Chim Pum Callao!, con sus petardos de dinamita arman el alboroto en los estadios. Surge la rivalidad entre Lima y Callao. Y cuando los chalacos regresan triunfantes, los llevan al local en hombros. El Callao todo se volvía una loquería. Por otra parte, salta otra rivalidad que enciende entusiasmos, con el Buenos Aires, que dictaba cátedra de fútbol a pases cortos.


Era el año 1923, en el Circolo se juegan dos partidos. Y en ambos triunfa el Buenos Aires, primero por 1 a 0 y después por 2 a 0. Merece citar los nombres de esos equipistas. Por parte del Chalaco: Telmo Carbajo, Alfonso Gallardo, Pedro Ureta, Victor Alcalde, Juan Sudman, Humberto Martínez, Cesar Cuentas, Memo Mendizábal, Juan Leva, Benjamín Puente (quien manejaba tan bien la pelota como la pluma) y Marcial Pacheco. Por el Buenos Aires: Armando Rios, Alfonso Saldarriaga, el gran "Sereno", que era todo un espectáculo como back, Faustino Mustafich, Marcos Realpe, José Arana, Francisco Derpich, Félix Muñoz, Víctor González, Esteban Dagnino, Adolfo Reyes y Carlos Breinding, muchos de los cuales pasaron a las filas del Chalaco.

El bautismo internacional
Uruguay ya campeón Olímpico en Colombes manda un equipo representativo: Maturell, Nogues, Vidal, Busseta, Rodríguez, Alvarez, Mazzone, Bondanza, Castro (que le decían "el manco"), Villazú y Patiño. Cuando enfrenta al combinado Chalaco-Buenos Aires estos forman así: Enrique Alvarez, en el arco; Gorriti y Alfonso Saldarriaga, en la defensa; Juan Leva, José Arana y Faustino Mutafich, en el mediocampo; Félix Muñoz, Esteban Dagnino (uno de los mejores cabeceadores de todos los tiempos), Humberto Martínez, Víctor González y Manolo Puente, en la delantera. Hay un detalle como hecho anecdótico, el Bilis obsequía al capitán chalaco una herradura de flores, que al centro lleva una botella de leche, aludiendo a Enrique Alvarez, a quien llamaban "Lecherías". Lo real es que Alvarez, pese a su tamaño, fue un arquero muy hábil de gran colocación, ágil como un acróbata, que cuando estaba en su día no le pasaba por el arco ni el viento. Como jugaría el cuadro porteño que salió triunfante por el marcador de 1 a 0, con gol de penal que marco Saldarriaga. Ese fue el bautizo internacional del Fútbol Peruano.

No hay comentarios:

Publicar un comentario